domingo, 11 de octubre de 2015

EL DESPERTAR DE BELLE

¡¡Hola lectores!! Hoy os traigo la reseña de El despertar de Belle, una novela de romántica histórica de una autora ilicitana, Catherine Roberts.


La plácida vida de Belle-Marie Du Berry, joven y traviesa condesa de Chambord, está a punto de ponerse patas arriba. Huérfana de madre, criada por un viejo conde huraño y dedicado a la caza, Belle es algo salvaje para su rango y no entiende como debería de bailes y de modales, por lo que la idea de tener un nuevo profesor particular que la instruya en materias intelectuales la horroriza y pretende burlarse de él a su llegada.

Belle no sabe que caerá en las redes del amor y la pasión con el joven, guapo e inteligente profesor español contratado por su padre, un noble de bajo rango arruinado en búsqueda de la salvación del patrimonio de su familia. Marco tampoco imagina todo lo que le espera en Francia: mujeres libertinas, bailes, secretos, asesinatos y una joven alumna algo rebelde.

Los libertinos Madame Dupin y, su amigo y amante, el guapo modelo de artistas y científico Denis Papin, serán las peores influencias de los dos jóvenes, llevándolos, bajo la máscara de preceptores, a una red de engaños, mentiras y sensualidad.


Llegué a este libro gracias a que conseguí el honor de hacerle una entrevista a la maravillosa a autora de este libro, que publicaré pronto en el blog. Es una persona genial y me lo pasé estupendamente hablando con ella.

Ahora al lío. Yo adoro la romántica histórica y leer algo ambientado en la Francia de 1740 me llamaba mucho la atención. Además, Catherine mezcla en esta historia personajes ficticios con reales, que existieron de verdad en esa época y ese lugar. Eso es una característica de El ocho, uno de sus libros favoritos (y de los míos), cosa que me ha ganado totalmente.

Os cuento. Caroline-Marie “Belle” es la hija de un conde muy importante que vive en Chambord, uno de los castillos a orillas de Loire. No es una aristócrata como las demás, si no que vive algo “asalvajada” y le gusta tomar sus propias decisiones (cosa que alabo). En vistas de su presentación en sociedad, la chica se ve obligada a tomar clases particulares y su padre contrata al barón Marco de Gaula, un español arruinado que acepta el trabajo para ganar algo de dinero y ampliar su sed de conocimientos, pues sabe que en Chambord podrá conocer a todos aquellos intelectuales que hacen reuniones secretas a espaldas del Rey para ayudar al pueblo llano.

Así, la atracción nacerá entre Marco y Belle, pero ciertos personajes, más la sombra de un asesinato, se interpondrán entre ellos.

Una de las cosas que más me ha gustado del libro, ha sido su ambientación. Además de que la autora ha estado en persona en los escenarios principales del libro, su gran labor de documentación ha logrado que te transportes con gran facilidad a la Francia de esa época. No se anda con tapujos a la hora de reflejar la sociedad, tanto la parte buena como la mala.

Otra de las cosas que me han gustado es la protagonista. Belle es fuerte, decidida, independiente y muy inteligente. Se comporta de forma diferente a los estándares de la época, donde las mujeres no podían opinar sobre temas políticos, por ejemplo. Ella no quiere dejarse gobernar por nadie y luchará con todo lo que tiene por su felicidad. Es una protagonista fantástica.

En cuanto a Marco, creo que rompe los esquemas del protagonista masculino de este tipo de libro. No quiero spoilear, pero si lo habéis leído me entenderéis. Es un amor de chico y me he enamorado totalmente de él. Además, como ambos narran en primera persona la historia, tenemos dos puntos de vista que enriquecen mucho la trama.

Además, como detalle curioso, deciros que la historia tiene toques de La bella y la bestia y que en el libro salen personajes reales que sirvieron de inspiración para los del cuento, como Gaston de Orleans o Denis Pupin. 

En cuanto a la mala malísima, Madame Dupin, que existió realmente también, me ha gustado mucho. Esa villana que actúa por egoísmo pero que, en el fondo, tiene un buen fondo, aunque lo saque a relucir pocas veces.

La pluma de la autora me ha gustado mucho. Es directa y ligera, sin dar rodeos. Es cierto que me ha parecido que la trama se vuelve lenta en algún punto del libro, pero en general es rápida y marcha sin tropiezos.

En cuanto a quien es el asesino… no lo imaginé. En ningún momento, vaya. Ahí me sorprendió muchísimo y me encantó el rumbo que tomó la historia. Pero no os cuento más, os dejo que lo descubráis vosotros.

Así pues, os invito a leer El despertar de Belle y a que conozcáis a todos sus personajes. Yo os lo recomiendo totalmente, y espero que os guste. Gracias, Catherine, por esta historia.


*en realidad es un 4’5*

¡¡Hasta otra!!

4 comentarios:

  1. Le tengo el ojo echado desde que salio a la venta pero nunca me hago con el.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hace tiempo que me llamó la atención pero ahi quedo la cosa, fueron apareciendo otros libros y fue pasando a un segundo plano. Pero si, me llama mucho y con tu reseña ahora he vuelto a querer leerlo jeje

    besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Muchas gracias, Carolina! Una buena reseña, sin spoilers ;) Porque es difícil hablar del final sin meter unos cuántos.
    Un placer tomar un café contigo, conocerte y responder tus preguntas. Tenemos que repetirlo.

    ResponderEliminar

¡Hola! Tus comentarios nos ayudan a crecer y ¡nos hacen muy felices! Pero recuerda, respeto hacia el resto de lectores y nada de spam.

¡Muchas gracias!^^