lunes, 3 de abril de 2017

EL CALOR DE TUS BESOS

¡Buenas, amantes de la lectura! Hoy os vengo a hablar de un libro romántico pero principalmente erótico, final de la trilogía de Los Hermanos Mackenzie, que os he reseñado anteriormente...

EL CALOR DE TUS BESOS
Mabel Díaz
Ediciones Kiwi
Fecha de publicación: 23/01/2017
Páginas: 490
Precio: 18,90€

Cuando una experta en Arte le asegura a Adam Mackenzie que el cuadro que tiene de su pintor preferido es una falsificación, este jura encontrar al responsable del timo y llevarle ante la Justicia.
Kate Williams acaba de recuperar su libertad. Se traslada a Londres con la esperanza de una nueva vida alejada de su país y de un pasado que la atormenta.
El misterio que rodea a Kate atrae a Adam como un imán, sin embargo, no quiere que su deseo por ella le aleje del camino que se ha marcado. Con lo que no cuenta ninguno de los dos es con terminar enamorándose. Lo que complicará aún más el plan de Adam.
Venganza, traición, amor y odio se entremezclan en esta apasionante historia en la que el pequeño de los Mackenzie se debatirá entre el bien y el mal.


En primer lugar, agradecer a la editorial el ejemplar que me envió para que los hermanos estuvieran reunidos en mi estantería y pudiera traeros mi opinión...

En segundo lugar... madre mía, agarraos, que vienen curvas. Este libro es increíble. Y es que la pluma de Mabel me ha atrapado como no lo había hecho con los dos primeros libros de la trilogía. Leía y leía y en vez de hacerseme largo, iba por la página 250 tal vez, y tenía la sensación de que todo avanzaba a buen ritmo. No sé, es una sensación extraña: no se hace excesivamente largo pero tampoco excesivamente corto.

El caso es que he tardado mucho en leer esta novela, pido perdón porque he estado un mes con ella. Me ha pillado en un mal momento. Eso no significa que no me haya gustado, al contrario. Me ha parecido una historia extraordinaria llena de amor, pasión y mentiras. 

Kate ha estado en la cárcel después de falsificar cuadros para una banda. Ahora que ha salido, se instala en Londres para ser una mujer diferente. Conocerá a los hermanos Mackenzie y se enamorará perdidamente de uno de ellos: Adam. ¿Se adaptará a su estilo de vida sexual? ¿Podrá contarle la verdad a ese hombre: que ella falsificó el cuadro que estaba en su salón?

Adam, pero, ya lo sabe. Y lo que empezará como un plan maquiavélico para hacerla caer, terminará con él entregándose por completo a la mujer que mejor le complementa. Me ha parecido sumamente humano como protagonista masculino, muy sexual, aunque se me hace muy cuesta arriba que sea un personaje que, cuando quiere seducir, habla o bien vulgar o como si hubiese salido de una novela de Jane Austen. Me he quedado con ganas de conocerlo más a fondo, creo que podría haber visto más del interior de él.

"¿Nunca has oído eso de que el amor es como el fuego? Suelen ver el humo antes los que están fuera que las llamas los que están dentro."

¿Podrá, eso sí, perdonarlo nuestra protagonista cuando descubra que el intenso pero comprensivo Adam Mackenzie en realidad tenía pensado venderla a las autoridades? 

Debo deciros que quien me ha parecido tremendamente realista es Kate. Es una mujer con un pasado digno de esconder que tiene miedo de perder su nueva vida si sale a la luz... sus miedos, sus ganas de vivir, de ser otra persona, te hacen empatizar con ella. Además, el motivo por el que falsifica arte y termina encarcelada, te hace ver que no todo es blanco o negro. No es una santa pero tampoco una criminal con todas las letras. ¿Y por qué lo digo? Eso tendréis que descubrirlo vosotros...

Solo os adelanto que este libro de Mabel está lleno de sexo, como bien nos tiene acostumbrad@s. Increíbles escenas que no sé cómo no han hecho arder las páginas, tanto magnetismo y erotismo desprenden. 

También hay familia y amistad, ¡por supuesto!, unos valores que la autora lleva hasta el extremo, hasta el máximo, pues lo relaciona con la policía, las traiciones y el sexo menos convencional. Los secundarios, ya tan familiares para el lector de esta saga, son increíbles, achuchables y muy divertidos.  

Y la parte que más me ha gustado... la trama de suspense, con polis de por medio. Es que cuando Mabel añade este tema en su romance me apasiona y me atrapa hasta hacerme sufrir como si yo formase parte de la persona que lo vive en su carne. Un fantasma del pasado de Kate aparecerá y la pondrá contra las cuerdas, haciendo que su relación con Adam se tambalee y la vida de ambos peligre... La crudeza de estas escenas me ha superado, la forma de ponerle fin me ha parecido sorprendente y sublime. Bravo por la autora. 

"Te has metido en mi cabeza y me atormentas. Necesito hacerte el amor, (...) para curarme de este mal que me aqueja. Para ver si así puedo sacarte de mi mente porque te pasas el día entero y las noches completas dando vueltas por aquí. Y me estoy volviendo loco."

No quiero contaros más. Solo que hay mucho amor, muchas carcajadas, mucha pasión y muchas mentiras. Que es un libro erótico que te deja con un run run en el pecho por el amor que transmite por encima de su esencia más picante. Que pese a parecer largo, pues ocupa casi 500 páginas, en realidad no es para nada pesado. Así que sí, os lo recomiendo, ¿cómo no iba a hacerlo si yo ya estoy deseando leer algo más de Mabel Díaz porque siempre me vuelve adicta a sus libros?

PUNTUACIÓN
4,5/5

4 comentarios:

  1. He visto que te ha gustado la trilogía, pero ahora mismo no me apetece mucho este género, así que los voy a dejar pasar por el momento :)
    Gracias por la reseña ^^

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por la reseña. Me alegro de que te haya gustado tanto la novela.

    ResponderEliminar
  3. No es el tipo de libro que suelo leer pero viendo tu entusiasmo cuesta resistirse.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Me llama conocer la pluma de la escritora,ya he visto este libro por fb y no lo descarto.

    ResponderEliminar

¡Hola! Tus comentarios nos ayudan a crecer y ¡nos hacen muy felices! Pero recuerda, respeto hacia el resto de lectores y nada de spam.

¡Muchas gracias!^^